La música y la danza en tiempos de la Constitución de Cádiz

José de León (¿ - 1818?)

El nombre de este autor aparece con frecuencia en las fuentes de la época, asociado a una familia de músicos que servían a las compañías teatrales de Madrid entre los siglos XVIII y XIX, pero se desconocen con certeza las fechas de su nacimiento y muerte, y la mayor parte de su trayectoria profesional y artística. Según Mitjana, gozó de cierto renombre y popularidad más como violinista que como compositor. En 1803 las fuentes le sitúan empleado en la casa del Duque de Medinaceli como violín, donde debió coincidir con Fernando Sor. Por otro lado, el editor Vicente Garviso publicó en 1802 un manuscrito bajo el título Seis seguidillas boleras con acompañamiento de guitarra y pianoforte por Josef Rodríguez y León, músico de la Real Capilla, conservado en la Biblioteca Nacional. Este Josef Rodríguez también es citado por Saldoni como viola de la Real Capilla que fallece en 1818, pero sin relacionarlo con el José León que menciona actuando como violinista en el Príncipe y los Caños del Peral. Pudiera tratarse de la misma persona, pero parece ser que tras el Trienio liberal, José León se exilió primero a Londres y posteriormente a París, donde trató con Gomis, Huerta, Sor y Carnicer, como lo había hecho en Londres con Rodríguez de Ledesma y Manuel García. En 1825 aparece en expedientes de la policía parisina, y debió morir poco después de 1830. De ser cierta la fecha dada por Saldoni de fallecimiento en 1818, se trataría de dos personas distintas.

La mayor parte de las obras aparecen fechadas entre 1802 y 1830, destacando las seguidillas boleras y variaciones para distintos instrumentos. Gozaron de éxito y popularidad, y dos de ellas (Va un jilguerillo alegre, y Querer no disfrutando) aparecieron en un álbum publicado en París por Salvador Castro de Guistau: Six séguidilles ou chansons nationales espagnoles avec la tradition française et accompagnement de guitare. Igualmente, otras once seguidillas de José León aparecieron en Spanish Songs, colección manuscrita de Lady Harriet Clive. También compuso música orquestal (Manchegas del Coliseo de la Cruz) y de cámara.

El estilo de sus seguidillas boleras responden al populismo refinado de principios del XIX, con estilo melódico elegante, no exento de influencia popular